Actualidad

JUZGADOS

El juicio contra el juez acusado de soborno, aplazado al 24 de junio

29/05/2013

F. Emorotene- Tánger.

El juzgado de apelación de Rabat ha aplazado la fecha del proceso contra el juez, Mohamed Najib Bakach, detenido el pasado enero en Tánger por un presunto delito de soborno, hasta el próximo 24 de junio.

En la audiencia a la que asistió el juez que esta perseguido en libertad bajo fianza, el tribunal escuchó los argumentos de la defensa, especialmente las relativas a la investigación preliminar que según la defensa fueron “infundadas”. La defensa ha manifestado también que durante este proceso fueron violadas las normas de competencia, la solicitud de una investigación y las normas de confidencialidad de la investigación.

La defensa también pidió que no se tengan en cuenta los informes y las medidas adoptadas en el marco de este caso.

Hay que apuntar que el acusado fue sorprendido por la Policía, el pasado miércoles 18 de enero, 'in fraganti' en el centro de la ciudad, en posesión de una gran suma de dinero, que supuestamente lo había dado un ciudadano tunecino, Fathi Maymouni, que lo denunció y que según varios periódicos podría haber renunciado a la acusación.

El denunciante había declarado que le había regalado también al juez acusado y a otro juez (que aún no se ha divulgado su nombre), un terreno de 1000 metros cuadrados cada uno, que se ubican en Larache, manifestando que no fue un “abuso” del juez sino “simplemente un regalo”.

En las mismas declaraciones el ciudadano tunecino, con nacionalidad inglesa, agrega que la familia del juez detenido ha intentado varias veces tomar contacto con él a través de su abogado, pero se negó respondiéndoles que el asunto "está en manos de la justicia y no puedo encontrarme con ustedes”.

Hay que apuntar que el ministro de Justicia marroquí, Mustafa R'Mid, fue quien se ocupó personalmente del dossier del juez del Tribunal de Primera Instancia de Tánger. El ministro había recibido en su oficina a Fathi Maymouni, quien presentó la denuncia contra el juez (que trabajaba como ayudante del fiscal), acusándolo de haberle pedido unos 700.000 dírhams (unos 69.000 euros), repartidos de la siguiente manera: 20.000 en billetes marroquíes y 5.000 en billetes de euros, para ayudarle en un caso que está expuesto ante la justicia.

Al raíz de este encuentro R’Mid, había dado sus instrucciones al fiscal general de Tánger, para detener al juez a la espera de una investigación profunda sobre los hechos. varias fuentes apuntan que el ciudadano tunecino ha declarado que el juez detenido, es solamente un intermediario del otro juez y ha querido mediar entre los dos partes, con 20.000 dírhams (unos 1.900 euros).

El juez detenido ha negado estas acusaciones, confirmando que el dinero que fue encontrado debajo del asiento del coche del tunecino, no es suyo y no sabe nada de él. El juez detenido fue asignado en enero al Tribunal de Primera Instancia de Tánger, después de años de servicio ante el Tribunal de Primera Instancia en Larache y Alcazarquivir.

Diario CALLE DE AGUA