martes, 25 de junio de 2024
RSS
Actualidad

MARÍTIMAS

Las conexiones marítimas de Comarit estarán cubiertas para el inicio de la Operación Paso del Estrecho

 |  29/03/2012
Las conexiones marítimas de Comarit estarán cubiertas para el inicio de la Operación Paso del Estrecho

El Ministerio de Equipamiento y Transportes de Marruecos que dirige Aziz Rabbah trabaja activamente para definir medidas que permitan a las empresas navieras como Comarit reanudar sus actividades y que sean capaces de hacer frente a los problemas financieros y sociales que han motivado que los barcos estén parados y los trabajadores sin cobrar en el puerto francés de Sète y el español de Algeciras. 

Otro frente que se abre para el Gobierno es la repatriación de los MRE (marroquíes residentes en el extranjero) que regresan a Marruecos para pasar sus vacaciones en el verano durante la Operación Paso del Estrecho (OPE) desde junio a septiembre. En este sentido, se trabaja hoy en día, según el ministro, de la aplicación de las medidas necesarias para garantizar el buen funcionamiento de la OPE de 2012.  Hay mucho en juego. El transporte marítimo supone el paso de cerca de 2,5 millones de pasajeros y 660.000 vehículos que cruzan el Estrecho anualmente.

Un primer paso ya se ha adoptado. El Ministerio de Equipamiento y Transportes ha puesto en marcha una licitación para la concesión de autorizaciones limitadas en el tiempo para la operación de las líneas navieras mixtas (personas, vehículos y remolques). Se trata principalmente de las líneas de Sète-Tanger Med (con una frecuencia de dos salidas por semana), Nador-Sète (una salida por semana) y Nador-Almería (tres salidas cada dos días). El ministerio señala en la oferta que la autorización se concede por un período fijo de 12 meses desde el 1 de mayo de 2012.  Este plazo podrá reducirse a petición del operador, que requerirá autorización, pero no por menos de 6 meses.

Para la línea Sète-Tánger Med se prevé que se haga cargo la compañía italiana Grande Navi Veloci.

El Ministerio de Transportes de Marruecos ha iniciado una carrera contra el tiempo para salvar a las compañías del transporte marítimo frente a una amenaza de la bancarrota. De hecho, las facturas pendientes de pago, finalmente resultan ser sólo la parte visible del iceberg. El sector cuenta con problemas más profundos y se está asistiendo a la explosión de una crisis que se avecinaba años atrás en el sector del transporte marítimo. Según los profesionales del sector, esta crisis es ampliamente relacionada con los efectos adversos de las malas políticas realizadas en el sector.

En cualquier caso, el nuevo Gobierno, que parecía tener dificultades para manejar un problema que ha heredado, comienza a moverse para encontrar una salida. La principal prioridad es, obviamente, para ayudar a las compañías navieras marroquíes en dificultades y la situación de los barcos que fueron incautados en los puertos. Estas dificultades se complican aún más después de la decisión de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) de prohibir desde el viernes, 23 de marzo el acceso al puerto de Tarifa de los barcos de Boughaz Express, una subsidiaria de Comarit.

Mientras tanto, el Ministerio, en consulta con los profesionales del sector quiere impulsar el desarrollo de una nueva estrategia y plan de acción a través de un contrato-programa entre el Estado y el sector privado.  En este sentido, el Gobierno ya tiene una idea acerca de las expectativas de los profesionales que ya se han expresado al respecto. 

Por lo tanto, a corto plazo, las demandas de los intereses marítimos profesionales incluyen aspectos legales y fiscales de sus actividades. Se trata de la adopción de leyes que regulen las profesiones de agentes marítimos, corredores y expertos marítimos  el (proyecto de ley está en curso), una ley que establece la bandera de conveniencia para los buques comerciales (proyecto de ley está listo) y los programas públicos de investigación científica en colaboración con universidades y centros de investigación. También abogan por la equidad fiscal "para establecer una competencia justa" entre las compañías marítimas marroquíes y sus competidores extranjeros, así como la mejora de la política de formación y el empleo de la gente de mar. 


Las expectativas de las compañías a medio plazo

 
A medio plazo, cinco años como máximo, los sectores ​​marítimos exigen la modernización legislativa en temas como la protección del medio ambiente costero y marino, la seguridad y de protección del puerto y el mar, y la supervisión de actividad económica relacionada con la industria marítima y naval. Del mismo modo, piden la creación de un Consejo Supremo de la política marítima y portuaria y la consolidación en un solo ministerio de las distintas administraciones marítimas para una gestión más racional. Los profesionales abogan por la firma de un contrato programa con el Estado, la puesta en marcha de proyectos locales de desarrollo de actividades marítimas en consulta con los actores y asociaciones profesionales, y, finalmente, la creación de la Organización Marítima Nacional y el puerto.

El sector marítimo en Marruecos mueve un volumen de negocios anual de 27.000 millones de dirhams (70% en moneda extranjera), con un crecimiento anual del 5%.
Supone el transporte del 95% del comercio exterior de Marruecos con 70 millones de toneladas de mercancías, así como el transporte de más de 4 millones de pasajeros y 600.000 vehículos por año, principalmente marroquíes residentes en el exterior. También supone más de 30.000 puestos de trabajo directos e indirectos, en más de 30 profesiones.

Comentarios
NOMBRE
EMAIL
COMENTARIO
Campos Obligatorios
Junta de Andalucía