lunes, 11 de noviembre de 2019
RSS
Actualidad

INFRAESTRUCTURAS

La carretera del Mediterráneo sigue avanzando

 |  13/08/2012
La carretera del Mediterráneo sigue avanzando La carretera del Mediterráneo que unirá la ciudad de Tánger a Saïdia atraviesa Alcazarseguir (Ksar Seghir), Castillejos (Fnideq), Tetuán, Jebha, Alhucemas, Nador y Kebdana.

Este trayecto prevé reducir cerca de tres horas el viaje entre Tánger y Saïdia, y se extiende a lo largo de casi 507 kilómetros, incluyendo 112 kilómetros de autopistas o autovías, 180 kilómetros de carreteras existentes que han sido renovadas y 300 kilómetros de carreteras de nueva creación.

La última sección de este anillo, de 120 kilómetros de largo conecta Jebha con Tetuán, se llevó a cabo durante cinco años con una inversión de 2,5 millones de dirhams (220.000 euros).

Fue en septiembre de 2007 que se había comenzado a trabajar en este importante proyecto que contribuye al aislamiento de las poblaciones en las zonas montañosas y también al desarrollo sostenible de las provincias del norte.

El turismo, la locomotora de la economía nacional, se beneficiará enormemente. Y por una buena razón, el acceso a la costa norte del Reino, más de 200 kilómetros de playas, bahías y lugares de interés, incluyendo la bahía de Tánger, Alcazarseguir, Punta Ceres, Restinga, Rincón, Cabo Negro, Martil, Oued Lau, Targha, Bou Ahmed, Nish Jnane, Jebha El Iris Cala, Tazarine Bhar Sidi Driss, Arekmane, Kebdana Ras y Saidia, sin duda se beneficiarán de la carretera de circunvalación de todo el Mediterráneo marroquí.

Las provincias de Tánger, Tetuán, Chauen, Alhucemas, Nador y Berkane, tendrán importantes beneficios económicos con la constitución de las áreas de servicio de la carretera de circunvalación de 507 kilómetros. Así que es la costa norte de Marruecos, de este a oeste, tendrá un gran beneficio de esta infraestructura de calidad, cuyo coste total se estima en alrededor de 7.200 millones de dirhams (650 millones de euros).

La terminación de la carretera de circunvalación contribuirá a mejorar el potencial turístico de la región por la costa mediterránea un atractivo de primer orden. Cabe señalar también que la principal vía de la carretera de circunvalación tiene ramificaciones para servir a las playas y pueblos del interior y paliar la falta de vías de comunicación que azotan el noreste.

Este importante proyecto es parte de la planificación de un desarrollo de la zona norte de gran envergadura, sobre todo para mitigar los desequilibrios regionales observadas en la región, y el desarrollo socioeconómico y el turismo, el enlace los centros de actividad marítima, mejorar el rendimiento de los puertos del Mediterráneo (puertos pesqueros y deportivos) y para desarrollar 200 kilómetros de costa y lugares de interés turístico.

El anillo de la carretera se compone de un conjunto de ocho secciones que pueden ser identificados con longitudes que van desde 30 a 120 kilómetros. Iniciado en 1997, el proyecto de la carretera de circunvalación mediterránea en el año 2002 se encontraba en sus primeras etapas de ejecución. Sólo unos tramos lineales con un total de 80 kilometros se terminaron, es decir, Tánger-Alcazarseguir de 30 kilómetros con un presupuesto de 100 millones de dirhams (990.000 euros), Saïdia-Ras Kebdana a unos 20 kilómetros con un coste de 29 millones de dirhams (260.000 euros), y Alcazarseguir-Castillejos con una longitud de 30 kilómetros y un coste de 120 millones de dirhams (1.100.000 euros).

Desde finales de 2002, el proyecto había alcanzado Tánger a Castillejos de 60 kilómetros, Saidia-Ras Kebdana de 20 kilómetros, Ras Afrou-Ras Kebdana sur de 92 kilómetros y Ajdir- Ras Afrou de 84 kilómetros.

Si bien todas estas secciones están abiertas al tráfico, el trabajo continúa en la sección de Alhucemas-Jebha de 103 kilómetros, y en 2008, el último tramo de la carretera de circunvalación que une Tetuán-Jebha de 120 kilómetros se ha puesto en marcha.

Comentarios
NOMBRE
EMAIL
COMENTARIO
Campos Obligatorios
Junta de Andalucía