lunes, 22 de abril de 2019
RSS

Editorial

La grave crisis económica que atraviesa España también afecta a Marruecos


El vínculo económico que hay entre los dos países se manifiesta en varios sectores, el turismo, las exportaciones, la pesca y en especial ha afectado a los inmigrantes marroquíes afincados en la península, que según el último informe del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero, más de la mitad de ellos está en paro. Más de 133.000 marroquíes no reciben ninguna ayuda, ni prestación. Miles de ellos han
optado por enviar sus familias a Marruecos donde les resulta más barato vivir.

Pero a pesar de la grave crisis, España se ha convertido, por primera vez, en el primer trimestre del año pasado, en el principal socio comercial de Marruecos, por delante de Francia. Muchas empresas españolas han desembarcado en Marruecos -que sigue creciendo año a año- huyendo de la crisis.

El ministro marroquí Nizar Baraka ha señalado que Marruecos puede ayudar a España a salir de la crisis. Apuntó que “Marruecos es una economía abierta que ofrece estabilidad y un potencial de crecimiento alto porque podemos llegar hasta el 6%. Hemos doblado el nivel de inversión pública entre 2007 y 2012”.

El ministro añadió que Marruecos tiene dos polígonos dirigidos por empresas españolas, lo que sirve para atraer a pymes. Además, las inversiones en zonas francas en Marruecos -entre ellas la de Tánger- están libres de impuestos durante unos años y después pagan en torno al 8,75%. Y el nivel del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) no sobrepasa el 20%. Asimismo, los bancos están abiertos a apoyar a empresas serias que quieran invertir en Marruecos.

Se trata de que Marruecos siga siendo atractivo para las empresas españolas que huyen de la crisis y así se produce un beneficio mutuo entre los dos países. En una economía global, la situación de España y Europa también influye en Marruecos.


Junta de Andalucía