jueves, 11 de agosto de 2022
RSS
Actualidad

TRAS LA INDEPENDENCIA DEL PAÍS

Un documental aborda cuatro casos de la violencia de Estado en Marruecos

 |  29/05/2009
Un documental aborda cuatro casos de la violencia de Estado en Marruecos
El documental 'Nos lieux interdits' ('Lugares prohibidos'), emitido hoy en el Festival de Cine Africano de Tarifa, aborda cómo ocurrieron cuatro casos reales de la violencia de Estado en Marruecos a través de la Comisión de Equidad y Reconciliación creada en 2004 por el rey Mohamed VI.

El documental, dirigido por la marroquí Leïla Kilani, hace un seguimiento durante tres años de cuatro familias que buscan la verdad de lo que les ocurrió a sus parientes, y concluye con la constatación de que, además del secreto de Estado sobre lo que ocurría, existía otro "secreto de familia" por "miedo".

Premiado en el Festival de Cine Panafricano de Burkina Faso (FESPACO en las siglas en francés) de 2009, el documental de la directora, de 29 años, se centra en los testimonios de un estudiante que cree en la "revolución marxista" y fue excarcelado, de un ciudadano que también salió de la cárcel y de un militar rebelde y un sindicalista que murieron tras ser apresados.

En los "años de plomo", que comprenden el reinado de Hassan II entre 1951 y 1999, se cifraron en 742 los casos de fallecidos o desaparecidos tras ser detenidos o en enfrentamientos durante "revueltas urbanas", según recoge el informe oficial de la Comisión, que pide seguir investigando en 66 casos más.

Este organismo creado por iniciativa del rey acabó sus trabajos en diciembre de 2005, casi dos años después de su creación.

El documental, que opta al premio de cortos del festival, al que se han presentado once trabajos, recoge los reproches de una nieta a su abuela por ocultarle toda su vida que su abuelo fue detenido y desapareció el 1 de mayo de 1972 por estar afiliado a la Unión Marroquí de Trabajadores y participar en actividades políticas.

La abuela le contesta que lo hizo "por miedo", y aunque al principio era reticente en informar de los ocurrido, finalmente va con su hija y su nieta a prestar testimonios ante los funcionarios de la Comisión.

Tras la independencia de Marruecos en 1956, se produjeron dos golpes de Estado de militares rebeldes que no fructificaron, y uno de los participantes en una de estas asonadas fue trasladado al penal de Tazmamart, donde murió tras ser torturado, según le explican a su hijo compañeros militares del fallecido que también estaban presos.

"Siempre he sido tratado como el hijo de un traidor", lamenta el descendiente del militar, que no llegó a conocer a su padre, se siente "vencido" y sólo pide conocer dónde está enterrado para darle una sepultura siguiendo los ritos islámicos, entre ellos que esté orientado hacia la Meca, lo que hace el Estado por él.

El documental recoge los testimonios de dos presos que fueron liberados, uno de ellos tras 14 años encarcelado, entre 1976 y 1989, por ser "marxista-leninista marroquí" y cuyas jóvenes sobrinas le recriminan que no quiera salir de la habitación en la que siempre permanece.

Otro de los que fue liberado tras nueve años preso recibe las quejas de su madre por meterse en política, aunque a ella le dicen que está muerto, y le recrimina que, a pesar de haber estudiado, no haya seguido el ejemplo de sus amigos, que tienen empleos estables.

Las imágenes del documental muestran momentos reales de las comparecencias públicas de algunos de los represaliados y de los políticos que dirigieron el proceso, todo ello retransmitido en directo por la televisión y seguido masivamente en bares y casas de Marruecos, como muestra el trabajo audiovisual.
Comentarios
NOMBRE
EMAIL
COMENTARIO
Campos Obligatorios
Junta de Andalucía