jueves, 1 de octubre de 2020
RSS
Actualidad

IV SEMINARIO EL RÍO BRAVO MEDITERRÁNEO

Analizan las similitudes entre la frontera de EE UU y México y la de Marruecos y España

 |  18/06/2009
Analizan las similitudes entre la frontera de EE UU y México y la de Marruecos y España

Texto y foto: Maribel Posadas.- Tánger



La biblioteca infantil del Instituto Cervantes de Tánger acogió hoy una actividad con alumnos del centro de entre 9 y 10 años en la que la colaboradora del albergue infantil de Ciudad Juárez (México) María Eugenia Sánchez ha explicado a los niños tangerinos el cuento ‘No vendan mi torito’ realizado a través de los dibujos de los pequeños que alojados en este albergue tras ser deportados de Estados Unidos.

La actividad se enmarca dentro del programa del IV Seminario El Río Bravo Mediterráneo que analiza ‘Las regiones fronterizas en la época de la globalización’ –lema del encuentro- que se celebra en Tánger hasta el próximo domingo y que acogerá también mesas redondas y ponencias de especialistas en la materia de las universidades de Meknes, Abdelmalek Essaâdi y de la Facultad de Letras de Rabat, por parte marroquí, así como de Estambul (Turquía), Ciudad Juárez (México) y la New Mexico State University, entre otros.

El seminario está organizado por el Equipo de Sociología de las Migraciones Internacionales (ESOMI) y la Universidad Muley Ismael de Meknes, en colaboración con la asociación Al-Khaima de Tánger, y el equipo de investigación del Estrecho, Sociedad y Desarrollo de la Universidad Abdelmalek Essaâdi de Tánger.

El IV y último Seminario El Río Bravo Mediterráneo pone de manifiesto las similitudes entre estas dos regiones fronterizas, la que tiene lugar entre México y Estados Unidos y la que separa a Marruecos y África de España y Europa. Para ello, se han celebrado desde 2006 tres seminarios anuales (en Aix-en-Provence, Francia; Tijuana, México; y La Coruña, España), en los que se han estudiado fenómenos comunes en las dos fronteras como la deslocalización industrial a través del papel de las maquiladoras mexicanas, una situación que se repite en el Magreb.

En este seminario también se han analizado otros asuntos comunes en las dos fronteras como la creación de zonas ‘off-shore’, la inmigración clandestina, el paso a la zona más rica de trabajadores indocumentados, el nuevo rol central de las mujeres y el papel de las familias.

La frontera entre EE UU y México y la de Marruecos y España son “las dos regiones del mundo donde se juega de manera más explícita el futuro de los procesos de integración-interacción entre países asimétricos.

Una vez finalizado el encuentro en Tánger, el próximo domingo, se elaborará una publicación final con las ponencias de los cuatro seminarios que serán editadas por Bellaterra.


‘No vendan mi torito’

El programa de estas jornadas se abrió hoy con un encuentro entre una de las monitoras de un albergue infantil de Ciudad Juárez que mostró a los niños marroquíes y españoles, alumnos del Instituto Cervantes de Tánger, los dibujos realizados por dos menores mexicanos internados en dicho albergue.

Mediante estos dibujos, los alumnos tangerinos han ido descifrando la historia que cuentan los pequeños alojados en el centro de acogida de Ciudad Juárez al que fue llevado tras cruzar la frontera estadounidense y que lleva por título ‘No vendan mi torito’. La monitora del albergue, María Eugenia Sánchez, explicó que el título responde a que el pequeño toro que había tenido la vaca que poseía la familia era el único bien que poseía la familia. “El niño siempre les decía: ‘No vendan mi torito, no vendan mi torito’…y trabajó para obtener dinero y que no lo vendieran”, explicó.

Tras la explicación del cuento, los menores de Tánger expusieron sus ideas sobre la frontera entre Marruecos y España y sobre México y Estados Unidos. Los niños hablaban con total naturalidad de “estafas” que algunos cometen a las personas que no saben escribir o leer para rellenar las fichas de la policía fronteriza, de las pateras, las drogas escondidas en los coches, los chicos que se ocultan en los bajos de los camiones, a los que se suben en los semáforos antes de que el vehículo entre al puerto de Tánger…

Después, respondieron: “En México es más duro” a las preguntas realizadas por los monitores de la actividad. Y se cuestionaron si la de México y Norteamérica era la frontera más larga del mundo. “Sí, tres mil y pico kilómetros”, respondió María Eugenia a los pequeños, aunque uno se preguntó si “la comida en México era buena” y otro que si era “verdad que los mexicanos beben tequila cuando se enfadan…”.
Comentarios
NOMBRE
EMAIL
COMENTARIO
Campos Obligatorios
Junta de Andalucía