martes, 1 de diciembre de 2020
RSS
Actualidad

DISCURSO

Mohamed VI: "No existe una posición intermedia entre el patriotismo y la traición"

 |  09/11/2009
Mohamed VI:

 

El Rey Mohammed VI reafirmó en un discurso dirigido a la nación con motivo del trigésimo cuarto aniversario de la Marcha Verde, que "con el sentido de responsabilidad que nos anima hemos de reafirmar que la confusión y el engaño ya no tienen más cabida", por lo que, aseveró, "ha llegado la hora de elegir abiertamente entre ser patriota o traidor".

En su discurso, el soberano aseguró que "el ciudadano debe decidir el ser o no ser marroquí". "Atrás ha quedado la era de la ambigüedad de posiciones y de la elusión de obligaciones, y ha sonado la hora de la transparencia y de la lealtad, en la que la persona ha de elegir abiertamente entre ser patriota o traidor; pues no existe una posición intermedia entre el patriotismo y la traición, como tampoco se puede seguir disfrutando de los derechos de la ciudadanía, a la vez que se reniega de ella, conspirando con los enemigos de la patria”.

El Rey afirmó que "ya es hora para que todas las autoridades públicas redoblen sus esfuerzos de vigilancia y movilización, a fin de hacer frente, mediante la fuerza de la ley, a cualquier atentado contra la soberanía nacional; siendo intransigentes en la preservación de la seguridad, la estabilidad y el orden público, que es lo que realmente garantiza el ejercicio de las libertades".

Reiteró, con esta ocasión, su compromiso de que “Marruecos permanezca siendo un Estado de derecho y desarrollo democrático, sólo es comparable a Nuestro rechazo del vil aprovechamiento, venga de donde venga, del clima de que goza nuestro país en el ámbito de las libertades y los derechos humanos, para conspirar contra su soberanía nacional, integridad territorial y valores sagrados”.

En cuanto a los enemigos de la integridad territorial del Reino y sus acólitos, añadió el Rey “saben, mejor que nadie, que el Sahara representa una causa decisiva del pueblo marroquí, de inquebrantable adhesión a su Trono que asume la responsabilidad de salvaguardar la soberanía y la unidad nacional y territorial”, precisando que “al convertir el Sahara en eje de sus estrategias hostiles, no hacen sino demostrar que son ellos la parte realmente concernida en este conflicto artificial, contradiciendo así los sentimientos fraternales que se profesan los pueblos marroquí y argelino”.

“¿Cuándo se ha visto que el ejercicio de las libertades legitima la destrucción de propiedades públicas y privadas, edificadas con el esfuerzo y sacrificio de los ciudadanos y qué culpa tienen éstos en todo aquello?”, se preguntó igualmente el Soberano.

Marruecos, tierra de libertad y apertura, dijo el Soberano, rechaza ser objeto de especulaciones realizadas en nombre de los derechos humanos, especialmente por parte de regímenes y grupos forjados sobre la violación de los mismos, “procurando valerse de métodos engañosos y embaucadores y hacer de ellos un fondo de comercio y un medio para sacar, tanto en el interior como en el exterior, un lucro fácil de los valores sagrados de la nación y de la situación inhumana que están viviendo nuestros hermanos en Tinduf”.

Esta lamentable situación, destacó el Soberano, “interpela a Argelia y a las organizaciones internacionales, especialmente al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, para cumplir con su responsabilidad de procurar la protección efectiva a los mismos, sobre todo a través de la realización de un censo de la población y del respeto de su dignidad, permitiéndoles ejercer su derecho natural de traslado y retorno voluntario a su patria, Marruecos”.

El Soberano añadió que “al reiterar nuestro aferramiento al proceso negociador de las Naciones Unidas en torno a nuestra iniciativa de autonomía, consideramos que ya ha llegado el momento de hacer frente a esta escalada hostil, con toda la firmeza y el verdadero patriotismo que se requieren, con entera claridad en nuestras posturas y asumiendo cada cual sus responsabilidades”.

Comentarios
NOMBRE
EMAIL
COMENTARIO
Campos Obligatorios
Junta de Andalucía