martes, 19 de noviembre de 2019
RSS
Actualidad

PRENSA

El País, por segunda vez en 10 días, no fue distribuido en Marruecos

 |  28/02/2012
El País, por segunda vez en 10 días, no fue distribuido en Marruecos

El Gobierno de Marruecos prohibió por segunda vez en diez días la entrada a su territorio del periódico español El País, por discrepancias sobre un artículo en la edición del domingo 26. El texto en disenso fue interpretado como una alusión al monarca Mohamed VI, al aludir al libro 'El rey depredador. Apoderarse de Marruecos' (Le Roi prédateur) , escrito por los periodistas franceses Eric Laurent y Catherine Graciet. Publicado por la editorial Le Seuil, el libro se pondrá a la venta en Francia el 1 de marzo.

En los últimos 14 meses fue impedida la entrada de 29 periódicos y revistas extranjeras por atentar "contra la moral pública y los símbolos religiosos", según el propio Ministerio de Comunicación. De ellos, españoles tan sólo el diario El Pais.

La Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE) rechazó el veto de Marruecos al diario español calificando de "lamentable" la actitud del Ministerio de Comunicación marroquí y citando que esta actitud dificulta el "pluralismo informativo". También Reporteros sin Fronteras mostró su oposición al secuestro y recordó que todavía sigue en prisión el periodista Rachid Nini y como Marruecos ha bajado tres puestos en la clasificación anual por la libertad de expresión.

El Ministerio de Comunicación de Marruecos prohibió el viernes 17, la distribución del diario español El País del jueves 16 de febrero en cuya sección internacional se reproducía una pequeña caricatura del rey Mohamed VI, que lleva entre sus manos, la llave de la nueva Constitución marroquí.

El ministro de Comunicación, Mustafá el Khalfi, del Partido Justicia y Desarrollo (PJD) exdirector del diario islamista Al Taydid, reconoció que los dos números de El País habían sido censurados. Sus colaboradores indicaron que la decisión se había tomado en aplicación del código de la prensa porque el dibujo atentaba contra la figura del monarca. La prensa marroquí se ha hecho eco en los últimos días de esta censura.

El País reprodujo esa caricatura porque era una de las que había colocado en la red Facebook, Walid Bahoman, de 18 años, que el jueves 16 por la noche fue condenado a un año de cárcel –ingresó en prisión el 7 de febrero- y a 10.000 dirhams de multa (950 euros) por atentar contra la figura “inviolable” del soberano, según la Constitución.

Bahoman, que según su madre, fue torturado tras su detención, colgó otras viñetas en Internet junto con una voz en off que repetía frases como “el rey detesta al pueblo” y “el pueblo solo debe obedecer”, pero no insultaban al monarca.

El País es el primer diario extranjero prohibido en Marruecos por publicar caricaturas del jefe del Estado desde que, a principios de enero, el primer ministro islamista Abdelilá Benkiran, formó Gobierno. Media docena de publicaciones francesas han sido también censuradas en menos de mes y medio pero por otros motivos. El Pais ya fue censurado en 2009 en Marruecos por el mismo motivo de reproducir caricaturas de la familia real alauí.

Los semanarios políticos L’Express y Le Nouvel Observateur y el católico Le Pélerin no pudieron distribuirse porque reprodujeron el rostro de Dios o de Mahoma, algo que el islam veta. Se da la circunstancia que algunas de estas publicaciones como Gazelle Mag, magazine bimensual francés, sí fueron permitidas en Argelia. Las demás publicaciones francesas fueron prohibidas por atentar contra la moral y las buenas costumbres.

Por otra parte en Túnez, Reporteros Sin Fronteras y la Federación Internacional de Periodistas pidieron la inmediata liberación del director del diario en lengua árabe Attounissia, Nasreddine Ben Saisa, y la retirada de todos los cargos que se le imputan, al igual que al redactor jefe, Habib Guizani, y al periodista Mohammed Hedi Hidri. El motivo de la detención, realizada el 15 de febrero y ordenada por el fiscal general, fue la publicación, ese mismo día, en su portada, de una foto del futbolista germano-tunecino del Real Madrid, Sami Kedira abrazando a una modelo desnuda, que es su pareja. El Attounissia  fue retirado de los puntos de distribución del país.
 
La fiscalía ordenó las detenciones a la 'brigada de las costumbres'. Guizani y Hidri fueron liberados después de ser interrogados, pero Saida siguió detenido hasta el día 23 en que fue liberado. El director del medio se enfrenta a una pena de seis meses a cinco años de prisión y una multa de 60 a 600 euros. Finalmente fue multado el 8 de marzo a la máxima multa, 600 euros.
 
El ministerio público demuestra así que un artículo de prensa puede todavía enviar a prisión a un periodista, una señal extremadamente inquietante para la libertad de prensa, según Reporteros Sin Fronteras que, asimismo, critica la hipocresía de semejante reacción y ha indicado que las fotos de este tipo ilustran regularmente las revistas extranjeras que se venden en Túnez.

También el Sindicato Nacional de Periodistas Tunecinos (SNJT), perteneciente a la FIP, ha denunciado la detención de los tres periodistas.
 
Comentarios
NOMBRE
EMAIL
COMENTARIO
Campos Obligatorios
Junta de Andalucía