sábado, 15 de junio de 2024
RSS
Actualidad

SOCIEDAD

Manifestación en Casablanca en defensa de los derechos de la mujer

 |  27/03/2012
Manifestación en Casablanca en defensa de los derechos de la mujer

En la plaza de las Naciones Unidas en Casablanca tuvo lugar el pasado domingo 25 una nueva concentración en la que cientos de mujeres, en su mayoría activistas de asociaciones de mujeres, participaron contra el artículo 475 del Código Penal. 

El aco contó con la presencia de Zakia Daoud, periodista y directora de la revista Lamalif, de Ahmed Reda Chami, ex ministro de Comercio y Nuevas Tecnologías y miembro del Consejo Nacional de la USFP que fue a expresar su profunda solidaridad con la causa feminista.

Se guardó un minuto de silencio en la memoria de Amina Filali, la menor que se suicidó tras casarse con su violador. Ella estaba lejos de sospechar que su muerte podría generar tanta emoción, compasión y compromiso.

Las consignas de las pancartas eran 'Es una pena, Marruecos está en peligro', 'Abajo el artículo 475', etc., Las mujeres han denunciado con fuerza la ley que permite a un violador casarse con su víctima. Su indignación se reflejaba también a través de las banderas y pancartas que se transmitían mensajes como 'Exigimos la inmediata reforma del Código Penal'. Los discursos no se quedaron atrás exigiendo un cambio inmediato en la legislación vigente sobre la violación.

Como se recordará, una semana después del suicidio de una adolescente casada con su violador cerca de Larache, numerosas  asociaciones feministas marroquíes también organizaron el sábado 17 delante del Parlamento en Rabat (ver foto) una sentada para reclamar la reforma de una ley discriminatoria hacia las mujeres, en concreto el artículo 475 que permite a un violador casarse con su víctima para eludir la cárcel.

"Todas somos Amina", "No más violencia contra las mujeres", "Derogación de la ley", coreaban los activistas y simpatizantes de estos grupos de los derechos de las mujeres,que fueron convocadas por la llamada de las redes sociales, contra el acoso.

Unas 300 mujeres, secundaron la convocatoria y llevaban pancartas que pedían la derogación o la revisión del artículo 475 del Código Penal que castiga al violador en la cárcel si la víctima es un menor de edad, excepto en los casos de matrimonio.
En caso de matrimonio, pactado por los padres de la niña violada, el violador ya no está perseguido por la justicia. 

"Amina martirio", "La ley me ha matado", "Detener el matrimonio infantil" se podía leer en las pancartas de los activistasde varias mujeres, se reunieron bajo el liderazgo de la Federación de la Liga Democrática de Derechos de las mujeres. 

"Amina y otras víctimas en el artículo 475 del Código Penal", decía un cartel con la palabra Anaruz, palabra bereber que significa esperanza. Anaruz es un movimiento que escucha a las víctimas de asalto sexual y que trabaja en coordinación con la Asociación Democrática de Mujeres de Marruecos (ADFM). 

"En 2008, el gobierno había introducido un proyecto de ley, que ha quedado en letra muerta, pidiendo la revisión del código penal con el fin de acabar con la discriminación y la violencia", dijo Bouzil Huda, presidente de la oficina de ADFM en Rabat.

El suicidio el 10 de marzo de Amina Filali, adolescente de 16 años, obligada a casarse con el hombre que la violó, ha tenido un fuerte impacto en Marruecos, donde se han multiplicado los llamamientos a una reforma de la la legislación que beneficia más a menudo el violador más de su víctima.

"Yo no fui con ellos a la juez que los casara. Pero mi esposa me ha obligado. Ella me dijo lo que tenía que hacer para que la gente deje de reírse de nosotros, para silenciar vergüenza ", dijo hace unos días el padre de la víctima, Lahcen Al Filali, presente en una primera sentada en Larache, donde era la familia de origen.

"¿Es concebible que un hombre que obliga a una chica que le siguiera con un cuchillo y violaciones que a continuación pueden querer casarse con ella?", se preguntó. 

Una delegación de cinco mujeres miembros del Consejo Nacional de los Derechos del Hombre fueron el lunes 19 a Larache a trasladarle su pésame al padre de la adolescente. Se trataba de Rabia Naciri, Saadia Ouaddah, Jamila Siouri, Mariem Khrouz  y  Choumicha  Riaha. Asimismo se reunieron con diferentes colectivos en Larache que se movilizaron en defensa de este caso.

Este caso pone de manifiesto las contradicciones de una sociedad que es, a la vez, tradicionalista y que aspira a la modernidad, como lo demuestra la nueva Constitución, aprobada en julio de 2011, que establece la igualdad de género y destierra la "discriminación".  Este drama sigue provocando diversas reacciones en el país, incluso dentro del Gobierno que prometió una revisión de la ley. 

Cada día se calcula que nacen en Marruecos 100 niños fuera del matrimonio, de los que 24 son abandonados, lo que se traduce en que un 11,4 % de nacimientos son hijos de solteras.  Las cosas han mejorado levemente para las madres solteras: ya no tienen la obligación de inscribir a su hijo con la 'X' como apellido; desde 2004, con la reforma del Código de la Familia, la Mudawana, pueden darle un apellido ficticio que oculte su consideración de bastardos.

"Es la ley, una norma social absurda, grotesca, ya que va a remediar una violación el mal, la otra aún más repulsiva, el matrimonio con el agresor (...) ¿A quién se castiga al final, la víctima o verdugo? ", señala el periódico Al-Sabah (La Mañana, independiente) en un extenso editorial. “Mas allá del aspecto legislativo –se lee en un editorial del diario  L’Economiste- es un asunto de costumbres, de la percepción que perdura de la mujer-objeto, de la falta de educación propiamente dicha, y de educación sexual entre otras cosas”.

Un artículo en el Código de Familia, el 475, establece que la decisión del juez que autoriza el matrimonio de un menor de edad - como fue este caso-.

El marido de la niña fue interrogado por la policía después del suicidio de su esposa, que tomó veneno para ratas, y lo dejó en libertad. 

En un artículo publicado en el periódico Jeune Afrique se asegura que el 62,8% de las mujeres marroquíes ha sufrido recientemente "algún tipo de violencia, de una forma u otra", la mayoría de ellas en medios urbanos, y el 23% "algún tipo de violencia sexual, en un momento u otro de su vida", según una investigación oficial publicada el lunes 12 de marzo de 2012. “De los 9 millones de mujeres de entre 18 y 64 años del país, cerca de 6 millones sufrieron algún tipo de violencia en los meses anteriores a la investigación”, -que se efectuó entre junio de 2009 y enero de 2010-.

De todas las formas de violencia, “la más frecuente y extendida es la violencia psicológica”, precisa el organismo oficial (Alto Comisariado del Plan Marroquí, HCP) que llevó a cabo el sondeo con una muestra de 8.300 mujeres. El HCP define la violencia psicológica como “un acto que consiste en dominar o aislar a una mujer, así como humillarla o incomodarla. Cerca del 48,4% de mujeres preguntadas padecen violencia psicológica (…) presente sobre todo en el ambiente conyugal y entre las jóvenes de 18 a 24 años”, que son las principales víctimas.

Respecto a la violencia sexual, la investigación del HCP precisa que “es tres veces más numerosa en ambientes urbanos que en el medio rural".

 

Comentarios
NOMBRE
EMAIL
COMENTARIO
Campos Obligatorios
Junta de Andalucía