lunes, 23 de septiembre de 2019
RSS
Actualidad

ECONOMÍA

Los precios del pescado se disparan en el Ramadán

 |  07/07/2014
Los precios del pescado se disparan en el Ramadán

 Najlaa Kounitrate 

 
Durante la primera semana del mes sagrado del Ramadán, se nota una subida generalizada y sistemática de los precios en los productos de primera necesidad, entre ellos el pescado.
 
 Tanto en los barrios ricos como en los populares, los precios del pescado registran un aumento igual que las carnes rojas y blancas incluso los de frutas y verduras que a veces podrían ser intocables.
 
Este año, los precios del pescado se someten a dos efectos. Uno es el Ramadán, y el otro es la temporada de verano.
 
Otro factor que explica los niveles de precios alcanzados por este producto, es la fuerte demanda de consumo, y en particular durante este mes.  Los hábitos de los marroquíes han cambiado, ya que ahora prefieren comer pescado en lugar de carne roja porque es más saludable. 
 
“Cada Ramadán vivimos el mismo escenario que se repite y las autoridades no reaccionan ante estos precios” explica una ciudadana. 
 
En los mercados de Tánger, los precios registran un gran aumento. Un kilógramo de lenguado pasó dentro de pocos días de 70 a 80 dírhams, la merluza de 70 a 90 dírhams, mientras que la gamba pasó de 70 a 80 y podría tocar los 150 dírhams.  
 
Actualmente, la caja de sardinas de 20 a 24 kilogramos se compra por 350 dírhams por parte los distribuidores al mercado mayorista. 
 
“El precio de venta del pescado está sujeto a la ley de la oferta y la demanda, y también al exceso de tributación del sector que influye en los precios” explica Mohamed, un vendedor de pescado. 
 
En mayo, la Onssa (Oficina Nacional de Seguridad Sanitaria de Productos Alimentarios) decidió imponer 150 dírhams para el certificado de conformidad y los propietarios de buques tienen que hacer frente a un nuevo impuesto del 0,03% sobre las ventas, o sea 30 dírhams por tonelada.
 
“Este mes se transforma en una ocasión oportuna para todas las formas de especulación debido a la falta de control y la anarquía que experimenta el mercado de pescado” añade Mohamed. 
 
En efecto, el aumento del precio es principalmente motivado por el dinamismo de la demanda en este mes del Ramadán, debido a las costumbres culinarias de los ayunantes marroquíes. De hecho, numerosos marroquíes rompen su ayuno con platos de pescado, así, es la pasión de los consumidores que empuja los vendedores de pescado a aumentar los precios. 
 
Sin embargo, el control de los precios de este producto es difícilmente realizable puesto que los importes dependen también de la disponibilidad de los recursos.
Comentarios
NOMBRE
EMAIL
COMENTARIO
Campos Obligatorios
Junta de Andalucía