sábado, 28 de noviembre de 2020
RSS
Entrevistas

FARID OTHMAN-BENTRIA RAMOS

"Ver mi libro en Librería des Colonnes será el guiño que me devuelva mi Tánger"

 |  09/07/2014

 Safia Abahaj- Granada

 
Farid Othman-Bentria Ramos de origen tangerino, nace en el seno de una familia orgullosa de su interculturalidad. Se forma en Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad de Granada, ciudad donde pasa  veinte años de su vida, y donde se fortificó su carácter humanista.
 
Actualmente es director de FIDH (Fundación Internacional de Derechos Humanos), miembro de la Ejecutiva de THRibune fo Human Rights, de la Asociación Carmen Cerdeira, del Observatorio Mediterráneo de la URJC y de la Agrupación d Retórica y Elocuencia del Ateneo de Madrid, activista social, asesor y gestor cultural.
 
- En primer lugar, gracias por concedernos la entrevista. ¿Nos podría hablar de su trayectoria?
 
- Bueno, hablar de mi trayectoria, así, en general, me resulta complejo. Podríamos hacer una síntesis y decir que desde siempre he hecho una labor que se relaciona con los Derechos Humanos, sobretodo desde la perspectiva intercultural y de género. Actualmente soy director de la Fundación Internacional de DDHH y miembro de la ejecutiva de la Asociación Carmen Cerdeira y de Thribune for Human Rights. También soy miembro de la Agrupación de Retórica y Elocuencia del Ateneo de Madrid, posición desde la que procuro ejercer de anfitrión y guía a numerosas otras iniciativas sociales con las que guardo afinidad. Supongo que todo es parte de una forma de ser más que de, simplemente, una vocación. Siempre he sentido que la expresión artística debe ser parte también de esta lucha permanente por la utopía, quizá por ello siempre también ha estado ahí, acompañándome, siendo imprescindible.
 
Tanto mis textos como mi pintura o mi fotografía son pura expresión de mi manera de ver el mundo, son mis colores. Llevan ahí desde siempre, aprendí a leer con cuatro años con “Rimas y Leyendas” de Béquer y eso marca la personalidad (supongo); la primera vez que se hicieron públicas fue hace demasiado tiempo, me publicaron dos poemas cuando estaba en segundo de EGB (apenas siete años), uno de ellos trataba sobre el concepto del cariño y el otro era una crítica social a los estamentos religiosos, así, como suena, era un niño “raro” pero ya entonces dejaba bien claro qué tipo de adulto sería y hasta qué punto mi “arte” estaría tan implicado como cualquier otra parte de mi actividad. Desde entonces, debido a una atención excesiva, decidí no hacer realmente visible, pública, esta parte de mí hasta que no alcanzara no ya una calidad (soy muy autocrítico) si no un estilo propio. Hace pocos años empecé a estar preparado, se publicaron algunos poemas en revistas especializadas como la “Revista AUREA” y comencé a rechazar ofertas editoriales porque tenía bastante claro que no quería una publicación al uso.
 
- ¿Cómo surgió la idea de escribir y publicar un libro de esta categoría? ¿Por qué una mezcla entre poesía y fotografía?
 
El hilo común es la evocación. Las letras potencian las sensaciones que provocan las fotografías y viceversa, la selección intenta que sean ambas parte de un todo que sea más fácil de entender de esta manera. La idea surge de manera natural, con ambas vías expreso de manera diferente el mismo tipo de sensaciones. Empecé a unirlas, para comprobar si daba resultado, en uno de mis blogs en 2009, desde entonces lo he seguido haciendo y en “Un viento de madera” me parecía coherente seguir haciéndolo así, me gusta cómo se acompañan y complementan ambas vías artísticas.
 
“Un viento de madera” es un libro-arte por cómo se mezclan la poesía y la fotografía, no porque en sus páginas haya de las dos. Son dos olas de expresión que se entrelazan intentando dar un sentido a la evocación que ambas comparten.
 
- ¿Cuál fue tu fuente de inspiración?
 
La vida. Mi manera de ver el mundo. Todo. Sé que es una respuesta que no dice demasiado pero es la verdad. El punto en común es la evocación pero los temas son muy diversos, dependiendo el tema varia la fuente de inspiración pero todo está presente en mi vida y en esa manera de ver el mundo a la que hacía referencia antes. En “ni un bonsái” es mi experiencia personal con las personas que han sido víctimas de violencia de género (o doméstica, dependiendo el caso, porque la discriminación positiva del término no tiene por qué eliminar de la ecuación otras realidades del problema), en “the protester” es el despertar de los movimientos sociales ciudadanos en una “primavera” que ha tenido sus matices pero que es un éxito global de la Ciudadanía, en otros poemas y fotografías, la inspiración es el amor, la carnalidad del erotismo o la belleza, cada uno responde a una inspiración y un momento de mi vida concreto.
 
- ¿Por qué decides publicar la obra en tres lenguas? ¿Y por qué elegiste dichos idiomas?
 
El lenguaje de las imágenes es universal, los textos suelen estar más limitados en su forma pero no en su mensaje. Utilizar la poesía y la imagen como un puente entre culturas es parte de la intención de este libro. La Cultura siempre ha sido (y será) un puente entre los pueblos aunque haya quién quiera hacernos pensar, en ocasiones, lo contrario.
 
En un sólo libro no caben todas las lenguas, ni siquiera aquellas que me son más cercanas;  había que elegir y, como en otras partes del libro, elegí con intención de hacer un guiño a mis orígenes. Todo el libro es un guiño a  mi ciudad, Tánger, y a las y los que la habitan. Por ello la elección de castellano, árabe y francés, por ello, también, esos tres textos (no poéticos) en amazigh. Un solo idioma más, el inglés, hubiera hecho ingobernable un poemario ya de por sí de una extensión más propia de una antología (en total son 74 poemas). No obstante, yo contaría las fotografías como un lenguaje más del libro.
 
- ¿Cuánto tiempo y esfuerzo ha invertido para dar lugar a este resultado?
 
El esfuerzo es algo relativo cuando uno necesita expresarse a través de la poesía o la fotografía. No es un esfuerzo, es una necesidad.
 
Tiempo, entre selección de textos, de fotografías, de estilo, de título, de nuevo de textos, de nuevo de fotografías, traducciones, revisión de textos, y un largo etcétera, ha sido un total de casi dos años (unos 22 meses). Eso sí, si la necesidad era mía, el tiempo (y ahí si que ha habido mucho esfuerzo implicado) ha sido compartido con un equipo fabuloso de personas sin las que “un viento de madera” no hubiera sido posible.
 
- ¿Nos podría dar una idea general de la temática de tus poemas y de las características de las fotos que aparecen en su libro?
 
Como ya he comentado antes, el tema principal es la evocación, tanto para los textos como para las fotografías.
 
Hay poemas en verso y prosa con influencias en sus ritmos que dejan clara la heterogeneidad de mis influencias literarias. Las fotografías son tanto en color como en blanco y negro, hay una influencia pictórica muy clara, influencia que le da un estilo común a todas. Ni poemas ni fotografías están divididos por temas en el libro, si no que intentan emular olas de sensaciones, las unas basadas en los ritmos y las otras en gamas de color (si bien con el blanco y negro intercalado). El ánimo es que sean dos viajes con un destino común: provocar sensaciones en quién abre el libro.

- ¿Por qué eligió  ‘Un viento de madera’ como título de su libro? ¿A qué le evoca?
 
“Un viento de madera” es un título cálido pero rotundo, implica mucha de la evocación que guarda el libro, no es un resumen del mismo pero si expresa bien su esencia. El libro, por su naturaleza, necesitaba un título así. Busqué entre los versos que componen el total de la obra y encontré estas cuatro palabras aguardándome casi a caso hecho.
 
“Un viento de madera” son esencias de colores cálidos que nos llevan a cada uno a un lugar diferente, qué evoca el título, exactamente, es una respuesta que pertenece al lector.
 
- Sabemos que hace poco presentó su libro en el Ateneo de Madrid, ¿Lo presentará en su Tánger Natal y otras ciudades más? 
 
El libro se presentó en el Ateneo de Madrid, en su Salón de Actos, el día 26 de Junio, casi coincidiendo con el solsticio y con mi cumpleaños. El por qué no es sólo por mi condición de ateneísta, si no, principalmente, porque este Salón es el único lugar de España que reconoce entre los pilares de la identidad hispánica a la Cultura Árabe y lo hace desde su origen en la primera mitad del siglo XIX. Siendo, como pretende ser el contenido del libro, un puente sutil de acercamiento entre culturas, el emplazamiento no podía ser más adecuado. Tanto los autores de los previos del libro (José Monleón, Ana Rossetti, Abdellatif Limami y Huguette Bastin) como quienes me acompañaron en la mesa durante la presentación (César Navarro, Izaskun Bernal, Miguel Losada y Víctor Miguel Gallardo) son piezas también indisolubles a ese mismo mensaje.
 
Habrá presentación en Tánger, no podía ser de otra manera. Aunque no hay fecha definitiva si que podemos decir que será posiblemente en Otoño y en la mítica Librería des Colonnes del Boulevard Pasteur. Para mí será un evento muy especial, ver mi libro en sus estanterías o en su escaparate será el guiño que me devuelva mi ciudad.
 
Aunque no hemos descartado (ni la editorial ni yo mismo) hacer más presentaciones en verano, la mayoría de las mismas se realizarán en Otoño. España y Marruecos centrarán las presentaciones aunque también hay posibilidades muy serias de que el libro se presente en París, Bruselas o Alejandría.
 
Ciudades ya confirmadas son Tánger, Madrid (de nuevo), Granada, Sevilla, Tetuán, Xaouen, Lanzarote, Fuerteventura, Córdoba o Rabat. Por confirmar están otras ciudades (incluso de otros países) tanto para presentaciones como para recitales. La acogida ha sido magnífica y muy heterogénea, será difícil corresponder a toda la demanda; estoy muy emocionado y me siento muy halagado. La apuesta por este formato era muy arriesgada y hay muchas personas que lo han entendido y así me lo han hecho saber.
 
- ¿Dónde pueden adquirir su libro los apasionados por la poesía y por el mundo de la fotografía?
 
La distribución está en proceso, será más masiva fuera de las plataformas de venta on-line a partir de mediados de Agosto. Esto no significa que no esté ya disponible en algunas librerías, que está, y en plataformas como Agapea, Amazon, Casa del Libro o en la web de la propia Editorial Dauro, significa que en un mes estará disponible en más sitios.
 
Los libros de poesía y fotografía tienen una distribución más limitada que otros, las ediciones también lo son. Mi consejo para los que quieran adquirir la obra es que la pidan,  que la soliciten a los puntos de venta y no esperen simplemente a que les llegue a sus puntos de venta habituales, sin una demanda previa es algo que no tiene por qué suceder. Otra opción es esperar a que haya una presentación y comprarlo directamente. Lo importante es que haya interés y que ese interés se plasme, es una obra hecha para ser querida, un libro hecho para quedarse.
 
- ¿Qué proyectos literarios tiene en el futuro? ¿Tocará otros géneros literarios?
 
La verdad es que muchos y muy variados para el próximo año o año y medio.
 
Voy a participar en varias antologías con textos inéditos, una de ellas coordinada desde la Universidad de California; también hay un proyecto precioso, que romperá prejuicios, a medias con una autora a la que quiero mucho y que viene de la mano de una editorial londinense (no puedo decir más); participaré en varias revistas literarias y tengo dos libros en proceso, uno de ellos bastante avanzado ya. Los géneros irán desde la poesía o el relato al ensayo literario o la novela corta (esta última dependiendo de cómo evoluciones el texto en sí, dejémosle decidir su camino). Por otro lado, he recibido ofertas para hacer exposiciones de mis fotografías y estoy comenzando a preparar otra, la primera, de pintura.
 
Todo dependerá de cómo sepa gestionar el tiempo.
 
 
Comentarios
NOMBRE
EMAIL
COMENTARIO
Campos Obligatorios
Junta de Andalucía